Poderosas hierbas naturales que te ayudarán si sufres de hipertensión arterial

Debido a las estresantes condiciones del estilo de vida actual, muchas personas sufren de hipertensión arterial. Esta es una enfermedad en la que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo cual puede afectarlos. Esta patología no posee unos síntomas claros y estos pueden tardar mucho en aparecer. Sin embargo, constituye el factor de riesgo cardiovascular que más prevalece.

A continuación proponemos algunas hierbas naturales que pueden ayudarte si sufres de esta enfermedad.

  1. Albahaca

En los roedores, el extracto de albahaca ha demostrado que reduce la presión arterial. El eugenol químico, que se encuentra en la albahaca, puede bloquear ciertas sustancias que aprietan los vasos sanguíneos.  Esto puede provocar un descenso de la presión arterial. 

Añadir albahaca fresca a su dieta es fácil y ciertamente no puede hacer daño.  Mantenga una pequeña olla de la hierba en su huerto y añada las hojas frescas a las pastas, sopas, ensaladas y guisos.

        2.Cardamomo

El cardamomo es un condimento que proviene de la India y se utiliza a menudo en la cocina del sur de Asia. Su efectividad para tratar la hipertensión fue probada a través de un estudio en el cual los participantes con hipertensión arterial veían reducciones significativas en las lecturas de su presión arterial después de tomar 1,5 gramos de polvo de cardamomo dos veces al día durante 12 semanas.

  Se pueden incluir las semillas o el polvo de cardamomo en los aliños de especias, sopas y guisos, e incluso en los productos horneados para obtener un sabor especial y un posible beneficio positivo para la salud.

        3Semillas de lino

La semilla de lino es rica en ácidos grasos omega-3, y se ha demostrado en algunos estudios que reduce la presión arterial.  Una revisión reciente sugirió tomar 30-50 gramos de semillas enteras o molidas por día durante más de 12 semanas para obtener los mejores beneficios.  La semilla de lino puede proteger contra la enfermedad cardiovascular aterosclerótica al reducir el colesterol sérico, mejorar la tolerancia a la glucosa y actuar como antioxidante.

Puede comprar muchos productos que contengan semillas de lino, pero una mejor apuesta es comprar semillas de lino enteras o molidas y añadirlas a sus comidas caseras.  Lo mejor de la semilla de lino es que se puede mezclar en prácticamente cualquier plato, desde sopas hasta batidos y productos horneados.  Almacenar las semillas de lino en el congelador puede ayudar a mantener su potencia óptima.

           4.  Ajo

Este condimento picante puede hacer más que dar sabor a tu comida y arruinar tu aliento.  El ajo puede tener la capacidad de bajar la presión arterial ayudando a aumentar una sustancia en el cuerpo conocida como óxido nítrico, que puede hacer que los vasos sanguíneos se relajen y se dilaten.  Esto permite que la sangre fluya más libremente y reduce la presión arterial.

Puede agregar ajo fresco a varias de sus recetas favoritas.  Si el sabor es demasiado fuerte para usted, ase el ajo primero.  Y si simplemente no puede comerlo, puede obtener ajo en forma de suplemento.

             5. Jengibre

El jengibre puede ayudar a controlar la presión arterial.  En estudios con animales se ha demostrado que mejora la circulación sanguínea y relaja los músculos que rodean los vasos sanguíneos, reduciendo la presión sanguínea. Comúnmente utilizado en las comidas asiáticas, el jengibre es un ingrediente versátil que también se puede añadir a los dulces o bebidas.  Pique, pique o ralle el jengibre fresco en salteados, sopas y platos de fideos o verduras, o añádalo a los postres o al té para obtener un sabor refrescante.

             6.  Espino blanco

El espino es un remedio herbario para la hipertensión arterial que se ha utilizado en la medicina tradicional china durante miles de años.  En los roedores, los extractos de espino parecen tener toda una serie de beneficios para la salud cardiovascular, como ayudar a reducir la presión arterial, prevenir el endurecimiento de las arterias y reducir el colesterol.  Puedes tomar el espino como una píldora, un extracto líquido o un té.

De igual forma es importante recibir atención médica especializada para combatir la enfermedad. Otros factores como evitar el estrés y realizar ejercicios físicos también pueden ser de mucha ayuda.

Add a Comment

Your email address will not be published.