Remedios naturales para la enfermedad de la gota

La gota es una forma común y compleja de artritis que puede afectar a personas de cualquier edad.  Se caracteriza por ataques repentinos y severos de dolor, hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en las articulaciones, a menudo en la articulación de la base del dedo gordo.

Un ataque de gota puede ocurrir repentinamente, a menudo despertándote en medio de la noche con la sensación de que tu dedo gordo está en llamas.  La articulación afectada está caliente, hinchada y tan tierna que incluso el peso de la sábana sobre ella puede parecer intolerable.

En este artículo ofrecemos algunos remedios naturales para aliviar la hinchazón y el dolor producidos por esta enfermedad.

Jengibre

El jengibre es un alimento culinario y una hierba prescrita para las condiciones inflamatorias.  Su capacidad para ayudar a la gota está bien documentada.

Haga una compresa o pasta de jengibre con agua hirviendo con una cucharada de raíz de jengibre fresca rallada.  Remoje una toalla en la mezcla.  Cuando se enfríe, aplique la toalla en la zona donde experimenta el dolor al menos una vez al día durante 15 a 30 minutos.  La irritación de la piel es posible, así que es mejor hacer una prueba en un pequeño trozo de piel primero. También puede preparar una infusión de jengibre y disfrutar de 3 tazas al día.

Agua tibia con vinagre de sidra de manzana, jugo de limón y cúrcuma

El vinagre de sidra de manzana, el jugo de limón y la cúrcuma se recomiendan frecuentemente para la gota.  Juntos, son una bebida y un remedio agradable.

Mezcla el jugo de un medio limón exprimido con agua tibia.  Combínelo con 2 cucharaditas de cúrcuma y 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana.  Ajústelo al gusto.  Beber dos o tres veces al día.

Apio o semillas de apio

El apio es un alimento tradicionalmente utilizado para tratar problemas urinarios.  Para la gota, el extracto y las semillas de la verdura se han convertido en remedios caseros populares.

Intente comer apio muchas veces al día, especialmente palitos de apio crudo, jugo, extracto o semillas.

Té de ortiga

La ortiga es un remedio herbal para la gota que puede reducir la inflamación y el dolor.

Para probar este té, prepare una taza con agua hirviendo.  Ponga de 1 a 2 cucharaditas de ortiga seca por taza de agua.  Beba hasta 3 tazas por día.

Otros consejos para reducir los brotes de gota

Revisar su dieta

La dieta suele estar estrechamente relacionada con los brotes de gota y el dolor.  Evitar los factores desencadenantes y seguir una buena dieta para la gota es un remedio importante en sí mismo.

Los estudios demuestran que la carne roja, los mariscos, el azúcar y el alcohol son los mayores desencadenantes.  En su lugar, consuma frutas, verduras, granos enteros, nueces, legumbres y productos lácteos bajos en grasa.

Hidratarse a menudo

Beber mucha agua es importante para la función renal.  Mantener los riñones en buena forma también puede reducir la acumulación de cristales de ácido úrico y los ataques de gota.

Tómese tiempo para descansar

Los ataques de gota pueden interferir con el movimiento y la movilidad.

Para evitar el empeoramiento de los síntomas, relájese y quédese quieto mientras las articulaciones están inflamadas.  Evite hacer ejercicio, soportar pesos pesados y usar las articulaciones en exceso, lo que puede empeorar el dolor y la duración de un brote.

Add a Comment

Your email address will not be published.