Crema de bicarbonato para las arrugas y manchas en la piel

Para mantener la piel hidratada hay que preocuparse todos los días de ello, tanto con productos ya fabricados como con remedios caseros y rutinas que te ayudarán a lograrlo.Sobre todo la piel del rostro, pues es la que está más visible a las demás personas, sin embargo suele ocurrir, por causa de los radicales libres, el mal cuidado y la edad que aparezcan:

Para evitar el deterioro prematuro de nuestra piel, debemos aprender a cuidarla haciendo limpieza frecuente y mantenerla hidratada porque es vital, pues es lo que te va a permitir lucir una rostro con una apariencia sensacional y saludable, así que acostúmbrate a darle el cuidado que necesita.

Ver video más abajo

Los ingredientes necesarios para preparar una mascarilla de bicarbonato son:

  • Bicarbonato de sodio: un par de cucharadas.
  • Agua mineral natural. Nunca cojas la del grifo.
  • Limón si tienes la piel muy grasa.
  • Miel si tu rostro es seco, ya que hidrata en profundidad.
  • Cualquier otro ingrediente al que estés acostumbrado como sábila, aceite de oliva, etc.

Aceite de coco para la piel

aceite de coco para la piel

El aceite de coco es un ingrediente muy utilizado en cosmética y en cocina, pero en el caso que nos ocupa diremos que es un remedio natural muy beneficioso para la piel que ayuda a combatir las arrugas, blanquea la piel afectada por manchas, trata el acné y es un potente hidratante.

Bicarbonato para la piel

El bicarbonato de sodio es muy conocido también por ser un ingrediente excelente para remedios caseros que sean para la piel o bien para la limpieza del hogar. Entre sus propiedades para la piel destacan antibacterianas, antiinflamatorias, alcalinas y blanqueadoras.

Leer más sobre blanquear la piel

Cómo preparar una mascarilla facial de bicarbonato y aceite de coco

  • Para preparar esta mascarilla necesitas únicamente una cucharada de bicarbonato y una de aceite de coco.
  • Si el aceite de coco está solidificado, derrítelo al baño María. Si lo tienes en estado líquido, puedes utilizarlo ya así.
  • Mezcla en un bol los dos ingredientes hasta que obtengas una masa uniforme.
  • Lava y seca tu rostro, asegurándote de que eliminas cualquier resto de suciedad o maquillaje que pudieras tener.
  • Aplica la mascarilla en todo el rostro al tiempo que realizas un masaje con movimientos suaves y circulares. Incide especialmente en zonas con manchas o arrugas.
  • Deja que la mascarilla actúe durante 20 minutos y después retira con abundante agua tibia. Termina después con agua fría por todo el rostro.
  • Puedes recurrir a esta mascarilla 1-2 veces a la semana y notarás los resultados, especialmente si te la aplicas todas las semanas.

Por su composición química, este maravilloso polvo puede ser un eficaz exfoliante y es capaz de ayudar a disminuir las manchas y las arrugas finas. ¿Interesante, no?Antes de correr a la alacena y ponerte toda la bolsita de bicarbonato de sodio la cara, debes saber que siempre existe el riesgo de que tu piel se irrite, por lo que te sugerimos que, para evitar inconvenientes, antes de aplicarte alguna de las mascarillas caseras que te sugerimos, primero prueba en una pequeña zona de tu rostro o cuello. Si no tienes ninguna reacción, adelante.

El primer uso que puedes darle al bicarbonato de sodio como tratamiento de belleza es como un eficaz exfoliante.

  • Solo debes mezclar una parte de bicarbonato de sodio por tres de agua, para formar una suave mascarilla que debes aplicar sobre el rostro limpio y seco.
  • Frota muy suavemente con movimientos circulares y ascendentes durante unos minutos para eliminar las células muertas.
  • Enjuaga con agua fría. Notarás inmediatamente una piel lisa. Puedes repetir este proceso una vez al mes, así le darás tiempo a tu epidermis de renovarse.
  • El bicarbonato de sodio también puede ocuparse como un rejuvenecedor facial pues ayuda a disminuir finas líneas de expresión.
  • Para este tratamiento necesitarás una taza de té de manzanilla tibio, que tiene propiedades calmantes, lo que evitará que la piel se irrite. Agrega una cucharada de bicarbonato de sodio y mezcla.
  • Con ayuda de un pad de algodón, aplica sobre todo en frente y alrededor de la boca. Evita el contacto en la delicada piel alrededor de los ojos.
  • Deja que el líquido actúe de 10 a 15 minutos y enjuaga tu cara. Si sientes hormigueo o irriración, lava inmediatamente.
  • Puedes repetir el proceso cada 15 días.

Existe un uso más del bicarbonato de sodio en la belleza: como auxiliar para disminuir las manchas en el rostro y las axilas.

  • Para este tratamiento necesitarás medio vaso de agua mineral, unas gotas de limón y dos cucharadas de bicarbonato de sodio.
  • Mezcla los ingredientes y aplica la emulsión directamente sobre las manchas del rostro o en las axilas, según sea el caso.
  • Déjalo actuar de 8 a 10 minutos sobre el rostro, evitando la piel alrededor de los ojos; o de 10 a 15 sobre las axilas. Enjuaga abundantemente. Posteriormente, refresca la zona con agua termal.
  • Es muy, muy importante que mientras aplicas la emulsión o estés esperando que actué no estés expuesta al sol, porque podrías irritar tu piel o mancharla aún más.
  • No combines esta emulsión con otro tratamiento cosmético despigmentante, sobre todo si contiene hidroquinona, ácido salicílico, vitamina C o exfoliantes químicos.
  • Repite el proceso cada dos semanas. Suspende inmediatamente si te causa irritación.

Add a Comment

Your email address will not be published.