Ajo con miel sus beneficios para la salud

El ajo y la miel han sido alimentos populares en los remedios caseros por muchos años. Algunas abuelitas incluso consumen diaramente el ajo en ayunas para cuidarse el corazón; y la miel para la tos y enfermedades bronquiales.Pero esos productos no solo son para personas de edad avanzada, cualquier puede consumirlos para mejorar su calidad de vida.

Los beneficios del ajo

El ajo no solo es una opción perfecta a la hora de añadirle sabor a tus comidas, también provee una larga lista de beneficios para la salud gracias a sus poderosas propiedades antioxidantes. El ajo tiene un compuesto conocido como alicina, que ayuda a disminuir los niveles de colesterol, previene la coagulación de la sangre y se ha probado que tiene propiedades anticancerígenas y antimicrobianas.Además, el ajo tiene bajas calorías pero es muy rico en nutrientes. Contiene Manganeso, Vitamina B6, Selenio y fibra. Es un mejorador natural del sistema inmunológico ayudando a combatir las infecciones. Un estudio determinó que una dosis diaria de ajo reduce el números de resfriados en un 63%.

Los beneficios de la miel

La miel orgánica o cruda está llena de antioxidantes, enzimas y minerales que incluyen el hierro, zinc, potasio, calcio, fósforo, magnesio y selenio. También está cargada de Vitamina B6, tiamina, riboflavina y niacina. (La miel industrial generalmente es procesada de manera que el calor destruye estas enzimas naturales, vitaminas y minerales). La miel orgánica también es excelente ayudando con la digestión. Las vitaminas y minerales presentes en la miel ayudan a disminuir los niveles de colesterol y es una gran fuente de energía para tu cuerpo y mente al mismo tiempo que te ayuda a mantener un peso saludable ya que puedes usarla como reemplazante del azúcar. Y como si esto fuera poco, sus propiedades antioxidantes hacen de la miel un excelente aliado del sistema inmunológico.

Efecto de este dúo en tu cuerpo:

  • Previene y alivia enfermedades respiratorias
  • Mejora tu circulación sanguínea
  • Reduce los niveles de colesterol malo
  • Calma dolores musculares
  • Fortalece tu sistema inmune
  • Combate dolor de cabeza y cólicos menstruales
  • Mantiene bajo control tu presión arterial

Remedio de ajo con miel

ajo con miel para la salud
Mejoraría la circulación sanguínea

Los compuestos azufrados del ajo, junto con los nutrientes de la miel, serían beneficiosos para el sistema circulatorio. Según algunas hipótesis, ambos ejercerían un efecto anticoagulante y tonificante de las venas que evitaría la formación de trastornos como la trombosis y las venas varices.Sería necesario profundizar en el tema para determinar si realmente el consumo diario de ajo y la miel podría ser beneficioso para las personas.

Regularía la presión arterial

La presión arterial alta es una enfermedad que pone en riesgo la salud cardiovascular en general. Para controlarla de forma natural, según creencias populares, se puede consumir ajo y miel en ayunas todos los días, como parte de una dieta equilibrada, antes de realizar ejercicio.

Regularía los niveles de colesterol

Se recomienda comer ajo fresco, recién machacado para regular los niveles de colesterol en la sangre. La responsable de este beneficio sería la alicina, la sustancia que liberan los ajos crudos al ser triturados. Por otra parte, se dice que este mismo remedio sería eficaz para mantener a raya los triglicéridos. Sin embargo, no existe evidencia de que la alicina contribuya –ens eres humanos– con el control del colesterol o los triglicéridos.

Leer más sobre lipo casera para bajar de peso

Reduciría la inflamación

Las abuelas solían decir que tanto el consumo de ajo como de miel podría disminuir la inflamación y calmaría en caso de sufrir de artritis, la retención de líquidos y trastornos musculares. Y aunque no existe evidencia científica que respalde tales ideas, lo cierto es que hay personas que deciden consumir esta mezcla como parte de su dieta, con el objetivo de sentirse mejor.

Combatiría la tos

Cuando la tos es de origen bacteriano o viral, se cree que no hay nada mejor que preparar y tomar un sencillo jarabe de miel de abejas con ajo fresco, recién triturado. Este preparado calmaría la sensación de irritación que produce en la garganta y tendría un efecto expectorante que estimularía la eliminación de flemas.

Por supuesto, para que pueda haber una mejoría, es necesario tener en cuenta la importancia de comer sano, hidratarse correctamente y mantener otros buenos hábitos antes, durante y después del proceso de recuperación.

Ayudaría a aliviar los síntomas de la gripe y el resfriado

Otra idea muy común en el ámbito popular es que todos los síntomas de la gripe y el resfriado se podrían controlar, de forma temporal, mediante el consumo de ajo y miel por las mañanas. Por ello, muchas abuelas preparan este remedio durante la temporada de invierno.

¿Cómo se prepara el ajo con miel?

Para empezar, se necesitan: 10 dientes de ajo (tienen que ser frescos), 500 ml de miel de abeja orgánica (en crudo) y un frasco de vidrio con tapa.

El proceso de elaboración es:
  • El primer paso es pelar bien los dientes de ajo, posteriormente deberás rebanarlos finamente.
  • Vacía la miel orgánica en el frasco de vidrio y agrega los ajos en pequeñas rebanadas. Tapa el frasco.
  • Reposa la conserva de ajo y miel en un espacio oscuro de 7 a 10 días.
  • Posterior al tiempo de reposo recomendado la conserva estará lista para su consumo.
  • Comela en ayuna por 7 días seguidos. Nada más basta con una cucharada sopera de la mezcla.

Add a Comment

Your email address will not be published.